Seleccionar página

SE ACABARON LAS FIESTAS… Y TOCA RECUPERAR LA DIETA SANA!

La merluza puede convertirse en la mejor aliada para esta misión. Introducir este alimento en tu dieta, te proporcionara grandes beneficios, como por ejemplo su bajo contenido en grasa, que la convierte en un alimento ideal cuando no queremos ganar peso o queremos bajarlo. Pero la cosa no se queda sólo ahí, sino que además hay que tener presente que aporta altas dosis de proteínas de muy buena calidad biológica que nuestro organismo
asimila a la perfección. Por ello es un alimento que se recomienda en dietas deportivas
o en aquellas en las que busquemos una disminución de los niveles de colesterol.

Al igual que el pescado azul, el blanco es fuente natural de omega-3, que resulta esencial para prevenir enfermedades cardiovasculares, diversos tipos de cáncer, enfermedades inflamatorias, pulmonares y de la piel. Pero la ventaja del blanco, respecto al azul, es que tiene un bajo contenido en grasa (poseen un 2% de grasa en su cuerpo), y es de fácil digestión.

Además, la merluza tiene infinidad de posibilidades a la hora de prepararla, ya que podemos cocinarla a la plancha, al vapor, al horno, en guiso… Todas estas formas son igual de saludables y por ello te recomendamos su incorporación en la dieta cotidiana.

Fuente: www.vitonica.com